TAWA - Revista Internacional
LA VERDAD SUPERA A LA NOTICIA

FOTOS y VIDEOS

A  SALAVERRY
(Puerto Marino Norteño)



AGUA,SAL,VIDA, SOL,AIRE,LUZ...
A:   SALAVERRY
Arenas pardas y amarillas...
El camino caliente en tarde de verano,
a la distancia veo el FARO -que en las noches-
me indica el lugar.

Esa luz que parpadea a la distancia,
señala el inicio de mi TIERRA...
¡Mi Puerto, mi Amor!

Miro atrás -el pasado-
Cuantas veces he zarpado como
"marino desconocido", en "Barcos Fantasmales"
a lugares lejanos que mi mente ha podido soñar...
He regresado miles de veces con mi pensamiento;
he tocado la puerta de la pequeña Casa de madera
de mi amada Madre.
He sentido los latidos de su corazón,
como las brasas de un FOGÓN AMOROSO,
del carbón azabache y cenizo como su cabello.

Sí, he caminado por sus calles antiguas,
respirando la brisa marina,
de un "pueblo-puerto" detenido en el tiempo,
 en la memoria de los que se fueron y no regresaron.
He visto el Muelle, llevando 
y trayendo rostros y siluetas
diluidas por la bruma nocturna...

¡SALAVERRY!
Puerto alegre, de gente sencilla y sincera,
con el corazón amarrado
a las manos piadosas, de quien
abre las puertas de la amistad,
sin pedir nada a cambio.
Me he bañado en sus AGUAS MARINAS,
como un "SAGRADO RITUAL HINDÚ",
he pedido a Dios, librarme de las IMPURESAS 
de los errores cometidos en la vida...
He llorado como un NIÑO HAMBRIENTO
de Amor, al saber que mis amigos y hermanos
ya no están aquí, cuando conversábamos
 todas las tardes mirando el Sol penetrando el Mar;
riendo, sonriendo, temblando de alegría,
después de bañarnos...Al ver como el Mar Amado,
el Mar Infinito, se convertía
en una inmenza alfombra de estrellas,
brillando como DIAMANTES PERFECTOS...
Creo no existe otro lugar en el Mundo,
como mi SALAVERRY,
mi Puerto de AMOR y SUEÑOS.







Puerto de Salaverry - PERÚ.

==================================



EL COMIENZO DEL OTOÑO





 POEMA DESESPERADO Nº 08
 
                      LATE MI AMOR
                     (Urb. “VIRGEN DEL CARMEN”)
 
Mi corazón LATE de AMOR,
pero siento un infinito temor.
Mi amor es un juguete roto,
un día me cambiaste por otro.
 
Mi corazón me dice:
LATE MI AMOR,
¡LATE MI AMOR…!
Llegue una noche desconocida,
tenía la mirada triste y pérdida,
como cuando llora un niño,
hambriento de amor y cariño.
 
¿Dónde estás Virgen del Carmen?
¡Seguro que te escondes!
Sólo veo rejas metálicas,
seguridad, tranqueras;
personas apuradas,
caminando temerosas.
¿Qué triste es vivir,
encerrado en tu propia libertad?
 
Noches de insomnio,
mirando tu puerta,
por amar o sufrir
¿Acaso la he ofendido?
Me siento perdido,
rezare una oración con AMÉN.
 
No puedo caminar,
un viento helado me eleva,
soy llevado como hojarasca
a los caminos de CUPIDO.
 
Mi cuerpo está lleno de grillos,
mi alma su caja de resonancia,
de su música interminable.
El viento me sigue llevando…
Me tapo la boca,
no quiero gritar,
crujen mis dientes;
me detengo en una esquina,
gira mi espíritu como un pequeño torbellino.
¡Por Dios, como amo éste lugar!

Me tapo la boca, crujen mis dientes;
no quiero que se enteren…
LATE, LATE MI AMOR POR ATE,
¡LATE, LATE MI AMOR POR ATE!
Como mi corazón por ELLA…
 
-COPACABANA en Ate, no es una playa-
 ¡Es un lugar donde no quiero transitar llorando!
¿Virgen del Carmen donde está la salida?
 
 
ORACIÓN:
 
“Madre nuestra que estas en los cielos,
 perdona nuestros errores,
 hágaselo saber a tu hijo,
 hijo de Dios y de los hombres.
 
Que no abandone a sus hijos amorosos
y fieles, que deambulan por las calles
enrejadas, como el amor con barreras.
Virgen del Carmen...  ¡AMÉN!”






Del LIBRO de POEMAS "GLORIA EN LAS ALTURAS... 20 POEMAS DESESPERADOS UNA CANCIÓN DE AMOR"
----------------------------------------------------------------------

POEMA DESEPERADO Nº 17



     PUENTE HUACHIPA

 

                                           (Te fuiste sin despedirte)

Tu amor se diluyo,
como un castillo de hielo;
la  luna lloró en el cielo,
porque no fui tuyo.
 
¡TE FUISTE SIN DESPEDIRTE!
En esa noche interminable,
como una música inolvidable.
¿Por qué el apuro de irte?
 
Ese día el río Rímac no hablo,
tu silenciosa partida lo conmovió;
ninguno de nosotros te vio.
¡Solo el silencio!... nadie hablo!
 
¿Por qué, siquiera un adiós?
¿Qué te hice para merecer esto?
 
¡Recuerda lo que pasamos los dos!
¡Mi amor nunca fue incierto!
 
Estoy parado en el Puente HUACHIPA,
tratando de hablarle al Río:
Quiero contarle mi desdicha.
¿Si tú supieras cuanto estoy sufriendo?
Veo pasar sus aguas como un martirio,
¡Sólo déjame entrar en tu corazón!...
 
                                                     ¿Por qué el apuro de irte?

                                             ¡TE FUISTE SIN DESPEDIRTE!